Ruth Núñez: Las grabaciones de la serie no me permiten saborear su éxito

CARMEN ANIORTE

MADRID. A la hora de hablar de uno de los grandes éxitos del verano y al paso que llevamos del otoño -televisivamente hablando- «Yo soy Bea» de Telecinco ocupa un lugar de honor. Se trata de una versión española de las aventuras de una muchachita feucha, pero con un gran corazón que al final consigue triunfar en el trabajo y, cómo no, en el amor. Ruth Núñez es la encargada de dar vida a este «Patito Feo» del siglo XXI.

-¿Qué tiene esta Bea que la ha hecho diferente a otras versiones?

-Es un personaje tierno que despierta un enorme cariño entre la audiencia y que invita a soñar. Al margen del acento de los personajes,las historias son más cercanas a la realidad de nuestro país.

-Antes de que Bea se cruzara en su camino, ¿veía usted a la original?

-No tuve oportunidad de verla de una manera continuada.

-¿Le gustó la campaña que se hizo desde Telecinco hasta que se desveló su imagen?

-Me ha parecido divertida y original. Esas cosas son las que demuestran el interés y marcan la diferencia entre una cadena y otras por defender sus productos.

-«Yo soy Bea» es una mezcla de comedia y cuento de hadas… ¿Tiene algo de realidad?

– Se cuentan historias con humor, pero a la vez se dicen grandes verdades.

-Bea, Lety o Betty, ¿no hay «overbooking» de patios feos en televisión?

-Son distintas formas de ver la historia y es el público el que tiene el poder de demostrar sus predilecciones. Nosotros somos simplemente actores que representamos un papel.

-¿Cómo definiría su Bea?

-Una mujer sencilla, pero que guarda una enorme fuerza interior con ganas de superarse.

-¿Es usted consciente del éxito que esta cosechando su serie en la parrilla de Telecinco?

– Estoy tan metida en las grabaciones que no tengo tiempo de saborear su éxito.

-Usted ha trabajado en grandes proyectos como «El pantano» que fueron retirados de manera súbita de la parrilla…

-Los actores de televisión vivimos pendientes de la dictadura de la audiencia. También influye mucho la manera de las cadenas de lanzar sus productos.

Fuente: abc.es